Inicio Didáctica de la Literatura Las herramientas electrónicas en la didáctica de la literatura
Las herramientas electrónicas en la didáctica de la literatura PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 14
MaloBueno 
Literatura - Didáctica de la Literatura

Publicado por Isabella Leibrandt, 2008 EUNSA

«Los profesores deben enseñar de otro modo en la era de los navegadores. Es cierto. Pero siguen siendo insustituibles. Los niños no quieren estar solos en casa absorbiendo la materia delante de la pantalla. Necesitan el grupo, el contacto humano, el profesor.» Bill Gates.

Esta publicación construye diferentes puentes entre el contacto vivo entre profesor y alumno y las múltiples formas que ofrecen las nuevas tecnologías para la enseñanza de la literatura. En una introducción y tres capítulos se presentan métodos que no son sólo fruto de la revisión de las teorías actuales sino del trabajo sistemático con alumnos reales en la enseñanza del día a día.

El primer capítulo hace un balance exhaustivo de la actual didáctica de la literatura en la cual se presentan ante todo cuestiones de la recepción e interpretación teniendo en cuenta la colaboración productiva de los receptores.

El segundo capítulo trata el aprendizaje y la enseñanza bajo el enfoque constructivista queriendo fomentar el pensamiento crítico con el fin de educar al alumno hacia un aprendizaje reflexivo.

Un tercer y central capítulo está dedicado a las «Humanidades digitales» presentando la integración fructífera de las tecnologías de información y comunicación para la enseñanza. Acompañando cada tema, una guía de las muchas direcciones de Internet lleva al lector a las páginas web más relevantes donde el interesado encontrará materiales y más información para profundizar en los aspectos relacionados.
 
Índice
 
CAPÍTULO 1: LA DIDÁCTICA DE LA LITERATURA:
CONSIDERACIONES GENERALES
1.1.    INTRODUCCIÓN
1.1.1.    El estado actual y bases teóricas
1.1.2.    Enfoques didácticos para la enseñanza de la literatura
1.1.3.    Modelos institucionales y contenidos curriculares
1.2.    LA LITERATURA EN SU FUNCIÓN FORMATIVA
1.2.1.    La enseñanza de competencias: la lectora, literaria y cultural
1.2.2.    El aprendizaje intercultural a través de la literatura
1.2.3.    Destrezas y objetivos
1.3.    LA LITERATURA COMO ARTE VERBAL
1.3.1.    El texto literario: su aspecto comunicativo
1.3.2.    El aspecto de la ficcionalización
1.3.3.    La autopoiesis como teorema del conocimiento
1.4.    LA LECTURA COMO EXPERIENCIA ESTÉTICA
1.4.1.    La competencia lectora
1.4.2.    Procedimientos didácticos para una recepción estética
1.4.3.    El lector como concreador
1.4.4.    La importancia de conocimientos previos para la lectura
1.4.5.    La construcción del significado en la lectura
1.4.6.    Cómo guiar el proceso de la comprensión literaria
1.5.    LA INTERPRETACIÓN, EL INTÉRPRETE Y LA OBRA: UNA VISIÓN INTEGRADORA
1.5.1. La interpretación: un acto personal
1.5.2. Gusto y juicio
1.5.3. Procedimientos metódicos en la interpretación
1.5.4. La recepción productiva
CAPÍTULO 2: LOS FUNDAMENTOS CONSTRUCTIVISTAS
2.1. INTRODUCCIÓN
2.1.1. El constructivismo pragmático: construcción e instrucción
2.1.2. El concepto de la realidad en el constructivismo
2.2 UNA NUEVA CULTURA DE APRENDIZAJE
2.2.1. El concepto del aprendizaje
2.2.2. El arte de la enseñanza
2.2.3. El diseño didáctico
2.2.4. El concepto de la autonomía
2.2.5. El pensamiento crítico
2.2.6. La evaluación formativa y reflexiva
2.3. PROCEDIMIENTOS DIDÁCTIOS CONSTRUCTNISTAS
2.3.1. La resolución de problemas
2.3.2. El aprendizaje colaborativo
2.3.3. El aprendizaje reflexivo: la metacognición
2.3.4. Estrategias metacognitivas en la lectura
CAPÍTULO 3: LAS HUMANIDADES Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS
3.1. INTRODUCCIÓN
3.2. EL MUNDO HIPERTEXTUAL
3.2.1. Una tipología del hipertexto didáctico
3.3. HUMANIDADES DIGITALES: ENFOQUES Y OBJETNOS
3.3.1. Modelos institucionales
3.3.2. Las TIC: Nuevos retos para el proceso enseñanza - aprendizaje
3.4. LA FUNCIÓN DE LAS TIC COMO HERRAMIENTA COGNITIVA
3.4.1. El blended 1eaming - aprendizaje híbirido
3.4.2. La comunicación en el foro
3.4.2.1 Propuestas didácticas para el foro
3.4.3. El portfo1io o diario electrónico
3.4.4. El weblog
3.4.5. El webquest: una actividad basada en la exploración de Intemet
3.4.5.1. Guía didáctica para un webquest
3.5. FILOLOGÍA EN INTERNET
3.5.l. Recursos electrónicos para los hispanístas
3.5.2. Ciencias de las letras - ciencias de los medios
CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFÍA
MATERIAL BIBLIOGRÁFICO DISPONIBLE EN INTERNET
1.INSTITUCIONES
2. WEBS
3. ARTICULOS
 
PRÓLOGO
 
Uno de los rasgos característicos de nuestra época es la avalancha de nuevas tecnologías que nos invade y abruma, sobre todo la de las tecnologías informáticas. Los niños nacen casi con el iPod puesto y apenas saben mover los dedos que empiezan a teclear un ordenador que ya se ha convertido en patrimonio común de la mayoría de los hogares occidentales. Salta a la vista la utilidad de la informática para las más diversas enseñanzas y sería ingenuo no aprovechar las posibilidades que ofrece tanto en el aprendizaje como en la enseñanza.

Lo lamentable es que por naturaleza la enseñanza y también los enseñantes parecen estar sometidos a una inercia que les hace reacios a la innovación. Uno tiene la impresión de que existe el temor de que las máquinas vayan a quitar protagonismo a los docentes. Por supuesto, la presencia personal del profesor en la enseñanza tradicional en la que se enfrentan, en el buen sentido, alumno y profesor permanecerá irrenunciable porque el entusiasmo por la materia no lo puede contagiar la máquina tampoco podrá deTECTAR las dificultades personales y contestar las preguntas ad hoc de los alumnos.

Sin embargo, urge también integrar en la enseñanza las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías porque son indudables las ventajas que pueden aportar. La autora del presente libro se ha propuesto precisamente explicar a fondo las innumerables y cada vez más perfeccionadas posibilidades docentes e investigadoras que ofrecen. Aparte del aprovechamiento de la búsqueda de información que ya se ha convertido en hábito generalizado las nuevas tecnologías son particularmente aptas para motivar a los alumnos en el trabajo en grupo, tanto entre alumnos de un mismo curso, de cursos distintos e incluso para el intercambio con estudiantes de otros centros, ciudades o países. Internet y el correo electrónico son instrumentos de globalización muy eficaces.

De modo que invitan a «hacer mundo" a través del ordenador, ayudan a superar el provincialismo y la estrechez de miras mediante el ordenador como instrumento de trabajo en grupo.
 

Este tipo de trabajo fomentará a la vez la capacidad de trabajo y comunicación sobre temas de cierta consistencia Y transcendencia. ¿Y qué tema puede ser más apto para ello que los temas y problemas que plantean las obras literarias? La literatura es vida posible con todo lo que ello lleva consigo; jóvenes y adultos podrán reconocerse a sí mismos en la problemática que evoca cada obra literaria y además pueden profundizar sus conocimientos sobre el otro y lo otro.

El presente libro da numerosas pistas mostrando las posibilidades, los caminos y métodos que permiten realizar estos propósitos. Debería «hacer escuela» en el doble sentido de la expresión y llegar a manos de muchos profesores para utilizarse allí donde exista la infraestructura técnica apropiada, la disponibilidad de los profesores y la apertura administrativa para la introducción de formas de enseñanza y perspectivas docentes de integración de la iniciativa individual del alumnado en el desarrollo de la actividad docente, particularmente de la enseñanza de la literatura.

Kurt Spang
Universidad de Navarra

 

PRELIMINARES

"Cada época tiene su finalidad y a través de la solución de sus problemas la humanidad progresa" dijo Heinrich Heine. ¿Cuáles son los grandes problemas o las cuestiones actuales que ocupan las mentes de los humanistas, pedagogos o literatos en términos generales hoy en día cara a nuestro futuro cercano?

Dos palabras clave llaman la atención: la información y el conocimiento. Vivimos en una sociedad de conocimiento y, más que nunca, parece acertado el dicho 'saber es poder' cuya importancia radica en la utilidad del conocimiento y la capacidad de emplearlo para poner algo en movimiento. Podemos entender el conocimiento como la habilitación para actuar. Su condición radica en que el conocimiento adquirido pueda ser aplicado en la práctica. En este sentido, el conocimiento puede igualarse a la habilidad para actuar o a la capacidad de obrar con reflexión que implica la competencia de opinar, juzgar, enjuiciar, razonar o formarse un juicio, competencias clave ancladas en el conocimiento.

Constatamos que la sociedad industrial ha dado paso a la era del conocimiento. La nueva materia prima es el saber que a través de las tecnologías digitales está cada vez menos sujeto al lugar y el tiempo. Teóricamente está disponible para todos y cada uno, a toda hora y en todo lugar. De esta forma está surgiendo globalmente un mar de conocimientos. Pero, mientras que la revolución digital está cambiando la forma de percibir el mundo, en muchos campos en las ciencias y la educación apenas se ha tomado nota de esta desarrollo.

Sin embargo, las tecnologías de información e comunicación (TIC) están dominando de forma creciente el día a día en la vida laboral y privada. Recordando los relativamente cercanos inicios de la informática es impresionante su evolución y la velocidad del desarrollo tecnológico siendo mayor que la capacidad de reacción intelectual del hombre frente a ellos, pero, a todos nos influyen las nuevas tecnologías de alguna manera en nuestra vida diaria. Sin duda el e-mail e Internet han cambiado y están cambiando las formas de trabajo. Las técnicas modernas de comunicación y de información nos posibilitan trabajar en casa y, sin embargo, para el usuario moderno el mundo está abierto, gracias a la posibilidad de navegar, chatear y enviar mensajes electrónicos en tiempo real alrededor del planeta. Por estos motivos, es imprescindible ser competente en los medios de comunicación como parte de la formación básica. En el actual discurso sobre este tema se suele denominar esta calificación con la palabra clave: competencia en los media. Mientras que la generación de los 'niños de Nintendo' ya se ha convertido en expertos informáticos, en muchas áreas de la enseñanza muchos continúan por el camino tradicional sin cambiar ni la metodología ni los medios. En cambio, se calcula que en el próximo futuro sólo un tercio de todos los trabajadores podrá prescindir de un ordenador. Por tanto, no podemos negar que las futuras oportunidades de nuestros hijos dependerán en gran parte de saber dominar estas herramientas. Pero, no haría falta este trabajo ni tantos otros debates si el problema se solucionara con una simple alfabetización informática. Si tenemos que preparar a niños, jóvenes y adultos para una vida cada vez más digitalizada, deberán aprender sobre todo a manejar inteligentemente el conocimiento y a reelaborarlo integrando las nuevas tecnologías. De ahí, que la competencia en los medios, en un sentido muy amplio se ha convertido en una 'calificación clave'. Desde el inicio, hay que advertir que la simple disponibilidad de una infraestructura tecnológica no significa una educación en los medios sino su condición previa para que aquella pueda tener lugar.

Según Humberto Eco, si no se actúa a tiempo, la sociedad sufrirá una fragmentación en tres clases: el nivel más bajo formado por la masa de proletarios no tiene ningún acceso al ordenador ni tampoco al libro dependiendo solamente de la televisión; en el nivel intermedio una burguesía utiliza el ordenador pasivamente, y finalmente, una ,nomenclatura' sabe cómo hacer trabajar la máquina para sí mismo disponiendo además de suficientes medios para permitirse los mejores y más recientes modelos del mercado. Pero incluso esta minoría de ,elegidos' correrá un peligro: a la vista de tanta. sobrecarga de información no sabrá qué elegir. Aprender a manejar las tecnologías supone también desarrollar unos criterios de selección. Comprobamos cada día que un denso entrecruzamiento de posibilidades de comunicación y de información está creciendo en cuyo centro se encuentra el hombre:
personas de todo el mundo comparten conocimiento científico junto a una información trivial, sus colecciones de fotos y sus intereses musicales. El mundo virtual ofrece todas las posibilidades que la vida real: conocer a otros hacer contactos profesionales y privados, hacer negocios y desarrollar proyectos. La red está abierta a todo el mundo, pero quien quiera sacar provecho del software social tiene que ser parte activa del mismo. Desde luego muchos pueden VIvIr tranquilamente sin tanta tecnología, pero ciertamente aquellos que saben aprovechar su gran potencial tendrán una clara ventaja personal y profesionalmente frente a otros que no saben hacerlo.

Indudablemente, el conocimiento se digitaliza cada vez más hoy en día, se procesa y edita en CD-Roms, se intercambia a través del correo electrónico y se pone a la disposición del usuario globalmente en Internet. Cuanto más se extiende Internet, tanto más aumenta el tesoro del conocimiento teniendo una destacada influencia en nuestros hábitos de cómo llegamos a la información. Sin duda, el primer paso en la búsqueda de información lleva al empleo de los potentes buscadores informáticos que en segundos ofrecen millones de respuestas para una palabra clave. La disponibilidad de la información en Internet, por tanto, también influye en el modo de cómo y en qué volumen asimilamos esta información. Una de las competencias clave de la sociedad del conocimiento consiste en asimilar y elaborar considerables volúmenes de información desarrollando la capacidad mental de profundizar en los contenidos sustanciales. Frecuentemente se habla de la nueva era de Internet o de la revolución de los medios de comunicación. Algunos comparan los cambios producidos por la nueva era de la información con el descubrimiento de la electricidad hace 100 años. Manuel Castells (2001:15) en su libro La Galaxia Internet investiga el impacto social de Internet y escribe:
    Si la tecnología de información es el equivalente histórico de lo que supuso la electricidad en la era industrial, en nuestra era podríamos comparar a Internet con la red eléctrica y el motor eléctrico, dada su capacidad para distribuir el poder de la información por todos los ámbitos de la actividad humana.

Internet con sus herramientas de comunicación como listas de correo, grupos de noticias o foros también ha abierto formas completamente nuevas de distribución del conocimiento. Personas alejadas a través de miles de kilómetros unas de otras pueden comunicarse sobre sus intereses comunes y encuentran en Internet entornos de trabajo para colaborar conjuntamente en un tema cada uno sacando provecho del conocimiento del otro. Este tipo de aprendizaie virtual requiere obviamente nuevas competencias y capacidades mentales. En este sentido, podemos mencionar la importancia del Conocimiento específico, pero Con la condición de saber y estar dispuesto a aplicar este conocimiento de forma eficaz y creativa en unos procesos cooperativos de trabajo. En conexión se requiere un pensamiento crítico y positivo frente a lo nuevo o la competencia de comunicación como claves para participar en la actual sociedad de conocimiento.

Por diferentes razones la necesidad de integrar las tecnologías en la enseñanza y la vida científica está hoy en día fuera de cualquier duda. Demasiado
evidentes son los cambios y las experiencias con los medios en la vida de cualquier niño y joven hoy en día, demasiado evidente están influidos
también la lengua, literatura y otras expresiones artísticas por los medios, y demasiado obvios aparecen las múltiples ventajas y opciones de uso del ordenador y de Internet. Deseamos, por tanto, enfocar este tema desde el punto de vista de los humanistas, de los educadores y todos aquellos que están implicados en una aplicación de las tecnologías yendo más allá del puro uso instrumental. Como reflejará gran parte de este trabajo para los humanistas la aplicación de las nuevas tecnologías de información y comunicación va más allá del puro uso instrumental ya que su empleo a desencadenado toda una amplia discusión y reflexión sobre el espíritu y la gran importancia de una formación humanística en la actual sociedad. Hay que aplicar el término 'revolución' en el sentido de posibles renovaciones en el campo educativo como demuestra la siguiente cita:

Inventions themselves are not revolutions; neither are they the causeof revolutions. Their powers for change lie in the hands of those who have the
imagination and insightto see that the new invention has offeredthem new liberties of action, that old constraints have been removed, that their political will, or their sheer greed, are no longer frustrated, and that they can act in newways.New socialbehaviour pattemsand new socialinstitutions are ereated which in tum become the commonplace experience of future generations.


También en el mundo escolar y universitario las tecnologías de información y comunicación llegan a ser un aspecto cada vez más habitual. Es en la educación y formación donde los educadores y pedagogos intentan definir y aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías para el aprendizaje. Cierto es que el ordenador y las nuevas tecnologías son herramientas útiles, pero ante esta evidencia nos tenemos que preguntar los que profesores: ¿en qué consta este nuevo valor y cómo tenemos que adaptar cambiar nuestra enseñanza diaria? Ante un posible uso eufórico es necesario un enfoque pedagógico reflexivo. Como demostrará este trabajo, una justificación para una integración de los nuevos medios se encuentra en la actual actitud de la
enseñanza enfocada a un aprendizaje 'global'. Se entiende bajo este término una enseñanza desde una perspectiva global llevando a los alumnos a formarse un juicio personal y desarrollar la capacidad de ver las situaciones y problemas en un contexto global y universal. En este sentido, los nuevos medios pueden desempeñar un importante papel ya que de hecho nos acercan el mundo a través de la red y nos proporcionan importantes experiencias comunicativas y la adquisición de una amplia información.

Por estos motivos, se puede constatar un gran esfuerzo institucional y económico con el fin de innovar y promover el empleo de herramientas informáticas para el uso docente: esta es precisamente también la misión del grupo de Innovación Educativa de la Universidad de Navarra que dedica gran parte de su trabajo a ayudar a profesores y empleados a introducir y actualizar en el trabajo universitario el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación, como medio para mejorar la docencia y el aprendizaje de los alumnos. Así, el desarrollo de la tecnología está generando nuevas investigaciones sobre los procesos de aprendizaje basados en principios pedagógicos constructivistas en cuyo centro se encuentran las nuevas tecnologías como medio para un aprendizaje activo, colaborativo y autónomo. Sin duda, la enseñanza apoyada en medios digitales está generando profundas transformaciones en el enfoque, los métodos y los materiales utilizados en jos procesos del aprendizaje.

Como profesora de lengua y literatura alemana tuve que plantearme esta problemática en la utilización de las nuevas tecnologías para el aprendizaje de un idioma extranjero en las clases que imparto. Como con cualquier otro medio utilizado para la enseñanza hay que preguntarse por qué, para qué, cómo y de qué forma debe instituirse en la docencia. Para una enseñanza productiva, basada en estas nuevas herramientas, son importantes ciertos principios metodológicos y didácticos. Sin duda alguna, Internet ofrece tanto para los estudios como para el trabajo de los enseñantes un medio auxiliar para la preparación de cursos o mejoramiento de métodos. Empecé a integrar estos nuevos medios en las clases queriendo aprovecharme de sus posibilibilidades para el fomento de las distintas destrezas como leer, escribir o hablar y sobre todo para poder acercar a los alumnos, aunque sea sólo virtualmente, a los países cuyo idioma están aprendiendo. El siguiente paso fue integrar las posibilidades que ofrece Internet a una plataforma de aprendizaje que con sus herramientas electrónicas ofrece nuevas posibilidades para impartir cursos on-line para los diferentes campus de la Universidad basados en la lectura de una obra literaria, antes limitados a los pocos participantes en las clases presenciales. Con el apoyo de un trabajo basado principalmente en Internet y sus herramientas como el foro y el diario electrónico quise que los alumnos conociesen nuevas formas, quizás más atractivas para ellos, del acercamiento a un autor, su obra y el país de su origen. Así, se fomentan no sólo la capacidad lectora de diferentes tipos de textos sino también especialmente la destreza de la escritura en la que se basa gran parte del curso dado que es impartido completamente de forma virtual. Combinando la lectura con actividades que llevan al alumno a una investigación autónoma utilizando Internet para la investigación de los diferentes temas que surgen a lo largo de la lectura se amplía así el conocimiento del alumno sobre la vida del autor, su época y la actualidad alemana.
Esta metodología basada en la participación activa de los alumnos conecta lectura con una variedad de temas relacionados tanto con la obra como con las vidas de los alumnos fomentando a la vez la comunicación en el idioma escrito. Los participantes además perciben el carácter comunicativo de la literatura siendo involucrados en diferentes formas de trabajo enfocadas hacia la resolución de problemas y proyectos.

El objetivo de este trabajo es, por tanto, exponer, debatir y hacer interesar al lector para el potencial de las tecnologías de información y comunicación dando una visión actual sobre la utilidad de la herramienta electrónica más polifacética, Internet en el amplio mundo de la cultura humanística y en la enseñanza de la literatura en concreto brindando la oportunidad asimismo para reflexionar sobre la didáctica de la literatura en cuanto a contenidos y competencias que se deben requerir y transmitir. En este contexto se presentarán además algunas herramientas electrónicas como son el foro y el diario electrónico para la enseñanza de la literatura que se orientarán en primer lugar en la pedagogía actual comparando modelos, instituciones y contenidos de otros países donde la investigación y aplicación de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) han sido muy fructíferas en cuanto a publicaciones y proyectos, muchos de ellos disponibles en la red.

El punto de partida en el primer capítulo de este trabajo es la didáctica de la literatura queriendo revisar las cuestiones específicas que repercuten en el objeto de estudio, el texto literario. Asimismo se presentan las reflexiones fundamentales que debe tomar en consideración la didáctica de la literatura actual con un enfoque hacia la actividad del alumno en oposición las formas tradicionales de transmisión centradas en el profesor y un enfoque  historicista. De ahí que el trabajo se apoya en voces críticas que exigen un cambio de mentalidad e innovación pedagógica. En oposición a los objetivos
positivistas e historicistas se destaca la función formativa de la literatura que debe contribuir a la capacidad de reflexión crítica, entendiendo la recepción estética de una obra literaria como un camino para percibir más conscientemente el mundo alrededor y ampliando así el propio horizonte de experiencias. Este objetivo general de la didáctica de la literatura propone enseñar la literatura en conexión con las cuestiones importantes de la vida real y así tener un lugar fundamental en la educación de la persona hacia unos valores éticos. En este sentido, algunos autores hacen hincapié en un modelo cultural en la didáctica de la literatura con el fin de poner al alumno en contacto con valores universales, otras culturas y épocas para así llegar a conocer otros modos de ver aparte de su realidad. En este contexto intentaremos dar respuestas a la pregunta ¿para qué sirve la literatura? Como concepto principal de una didáctica de la literatura orientada hacia la actividad del alumno se emplearán los textos literarios con un fin de resolución de problemas para así producir diferentes modos de lectura y de interpretación con el objetivo de promover el diálogo y las competencias comunicativas. Las secciones presentadas en el primer capítulo quieren añadir a los requisitos actuales en la didáctica de la literatura conceptos y métodos innovadores teniendo en cuenta a su vez el análisis crítico de cuestiones curriculares y de los medios de aprendizaje y de enseñanza. Una pregunta destacada a lo largo de este capítulo es, ¿cómo conseguir que los alumnos pueden llegar a ser unos participantes activos y productivos no solo en la clase sino también en la vida?

Con la presentación de los principales conceptos pedagógicos para una enseñanza activa ofrezco en el segundo capítulo una base para su aplicación en la enseñanza de la literatura. Uno de los principios fundamentales son el paradigma basado en la resolución de problemas y el trabajo activo en proyectos como procedimientos metodológicos que se basan en la teoría del aprendizaje constructivista para la elaboración del conocimiento. En este sentido juegan un papel destacado el concepto de los entornos de aprendizaje abiertos para un procedimiento centrado en el alumno que quiere fomentar la interacción y destrezas básicas como la lectura y escritura crítica. Estos principios didácticos se quieren vincular con las reflexiones expresadas sobre la didáctica de la literatura en el primer capítulo. Partiendo de los principios constructivistas que son objeto de reflexión se quieren estimular sobre todo los procesos de pensamiento superiores a través de la interpretación, el análisis o la elaboración de la nueva información buscando respuestas a importantes cuestiones o a través de la resolución de problemas. Para un procedimiento metodológico apoyado en la teoría constructivista se propone sobre todo el pensamiento reflexivo sobre unos problemas determinados, despertar el interés y la curiosidad en los alumnos para investigar nuevas cuestiones aprendiendo a la vez a reflexionar conscientemente sobre el propio pensamiento. Se da especial importancia a esta capacidad intelectual de la reflexión llamada in-depth knowleáge. Estrechamente relacionado con estos aspectos encontraremos el hecho que el aprendizaje no es un acto aislado sino que gran parte de la adquisición del conocimiento se produce en un contexto social. Consecuentemente si los alumnos se ayudan mutuamente en la resolución de un problema aprenden a la vez a organizarse y que el aprendizaje es un acto comunicativo e interactivo. En estas formas de disposición didáctica, por tanto, dominan comunidades de aprendizaje colaborativas en las cuales las herramientas electrónicas pueden prestar una valiosa ayuda para estos procesos.

El tercer capítulo está destinado a la aportación de las tecnologías de información y de comunicación al aprendizaje y la enseñanza. La pedagogía actual afronta en la discusión científica un cambio fundamental al utilizar las nuevas tecnologías en la enseñanza generando profundas transformaciones en el enfoque, los métodos y los materiales utilizados en los procesos de enseñanza / aprendizaje. Esto nos conducirá a su vez a analizar un uso reflexivo de las nuevas tecnologías en conexión con la teoría constructivista. La primera sección ofrece una introducción a las llamadas Humanidades Digitales, una disciplina conocida ya con el nombre de Humanities Computing que forma un importante foco de atención investigadora en cuanto a la formación, los contenidos y métodos basados en las nuevas tecnologías en Humanidades. Se presentan ejemplarmente cursos universitarios que integran cada vez más unas plataformas de aprendizaje con herramientas como el diario y el foro. Internet, por tanto, es ya un instrumento indispensable para actividades de búsqueda de información, su elaboración y la comunica¬ción. Basándose en la recepción productiva expuesta en el primer capítulo los fines de la integración de estos medios es principalmente profundizar en temas relacionados con la lectura y la literatura queriendo llevar al alumno a una relación y conexión más personal con el texto así como la experiencia de lectura. En este sentido, se proponen el proceso de escritura y de lectura como procesos de resolución de problemas. Estamos por tanto construyendo; puentes novedosos entre la didáctica de la literatura y las nuevas tecnologías en la enseñanza queriendo animar e infundir más confianza para innovar viejos modelos adaptando nuevas posturas a las nuevas exigencias de las actuales y futuras generaciones tanto escolares como universitarias.

En cuanto a la bibliografía utilizada he aprovechado fuentes de diferente ámbito e idiomas para reflejar perspectivas sobre las oportunidades y retos respecto al empleo tecnológico, metodológico y teórico literario como se debaten actualmente globalmente en todo el mundo. El lector interesado encontrará un considerable material en inglés aunque en una importante proporción hago referencia también a teóricos y pensadores alemanes contemporáneos, proyectos y otros ejemplos institucionales completando así con los resultados científicos y escritos que no se encuentran en lengua española las publicaciones existentes en castellano. Facilito sin embargo una traducción de las citas cuyos textos todavía no están traducidos al español. Este enfoque a la vez permite una comparación intercultural que amplia el ámbito de la enseñanza universitaria española respondiendo así a la vez a los procesos de construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), movimiento de reforma, renovación y mejora de la enseñanza universitaria que busca la incorporación de metodologías activas promoviendo la implicación del alumnado.

Otros trabajos de la autora disponibles en la red:

Escribir para publicar: Las funciones pedagógicas del empleo de medios electrónicos en los procesos de escritura

El discurso constructivista respecto a la recepción literaria